jueves, 21 de febrero de 2013

COSAS DE LA EDAD

Tiene seis años.
Se coloca en posturas imposibles con una facilidad asombrosa.
Homework

Tengo treinta y tres más que ella.
De nada me sirvieron las clases de danza y de ballet.
Me duele la espalda con solo mirarla.